Titulación de Propiedades Fuera de los Estados Unidos

ESCRITURA PUBLICA DE PODER

En nuestro medio y tratándose de que millones de personas nos encontramos en un país extranjero, en nuestro país de origen hemos dejado a nuestra familia, y en la mayoría de casos bienes de cualquier clase, y derechos que adquirir u obligaciones que cumplir, que por no encontrarnos personalmente allá, hemos dejado de realizar las gestiones necesarias a fin de cumplir con todas nuestras obligaciones, echamos mano de los medios idóneos para realizarlos.

Uno de estos medios para delegar en otra persona nuestra representación es nombrar un apoderado para que nos represente y haga valer nuestros derechos ante cualquier persona u autoridad en la república de la cual somos ciudadanos.

Esta figura se denomina NOMBRAMIENTO DE APODERADO, y comúnmente se hace mediante una escritura publica, para lo cual se comparece ante un NOTARIO PUBLICO, acreditado, para el caso en la república de su país, ante cuyos oficios se celebra el documento y que firma la persona autorizada, el cual deberá de reunir los requisitos consignados en la Ley de Notariado y el Código Civil.

Las leyes establecen la naturaleza de las cláusulas que cada poder debe de contener, dentro de las cuales las más corrientes son las generales del mandato y las del Código de Procedimientos Civiles.

Existen normas que regulan los poderes administrativos (llamados así en algunos países) que son aquellos que sirven para administrar los bienes que se hubieren dejado en el país, incluyendo normas bancarias, gestión de negocios, empresas, administración de bienes, arrendamientos y otras. Cláusulas que también se hacen extensivas para la COMPRA Y VENTA DE INMUEBLES, debiendo relacionarse en ese último caso el inmueble que se va a vender, respecto del cual se debe de relacionar su numero de inscripción, colindantes, medidas de linderos, etc., teniéndose a la vista la correspondiente Escritura Publica de Compraventa.

Se otorgan Poderes Especiales, para tramitar un caso específico, como ejemplo: para la obtención de NIT en la república de el país fuera de los Estados Unidos; trasladar vehículos automotores a esa nación; obtener sus placas y pagar los derechos de introducción, administrar cuentas bancarias, reclamar seguros, etc.

También Poderes Generales Judiciales, los cuales incluyen cláusulas tendientes a la defensa legal de personas que se vean involucradas en cualquier clase de delitos cometidos en un país fuera de los Estados Unidos o que hayan sido cometidos en contra de su persona o en su patrimonio, interponer recursos ordinarios y extraordinarios, juicios contencioso administrativos o de amparo en la Corte Suprema de Justicia, y toda la gama de actividades establecidas por las leyes de la materia.

Poderes Generales Judiciales con Cláusula Especial para seguir Juicios de Divorcio, por cualquier causal que se relaciona y su respectiva Ley de Procedimientos.

En este caso se requieren las certificaciones de las Actas de Nacimiento (Certificado de nacimiento, Partida de Nacimiento o Fé de edad) de los hijos que se procrearon dentro del matrimonio, Acta de Matrimonio y de Nacimiento de los cónyuges. Los Juicios de Divorcio se siguen en los Tribunales de Familia, y específicamente en aquel de la jurisdicción territorial en donde se hubiere realizado el matrimonio o estuviere registrado.

Estos juicios se siguen por medio de Apoderados o Procuradores que sean Abogados y previamente hubieren sido autorizados para ejercer la procuracion.

Para que el Poder surta efectos en la república para la cual se realizó, es necesario realizarlo ante un notario que previamente haya sido autorizado por la Corte Suprema de Justicia de la República de ese país, pues este tiene plena validez en dicha nación y surte sus efectos no importando el país en donde haya sido otorgado, de conformidad de la Ley de Notariado que dice: “La función notarial se podrá ejercer en toda la república y en cualquier día y hora. Asimismo se podrá ejercer esa función en cualquier día y hora, en países extranjeros, para otorgar actos, contratos o declaraciones que solo deban surtir efectos en ese país”.

El Poder o Mandato conferido puede ser revocado, mediante una notificación que se le hace al apoderado, y en consecuencia nombrar a uno nuevo, de conformidad a lo establecido en el procedimiento a que se refiere de la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de Otras Diligencias, mediante la notificación de revocatoria que se hace en sede notarial, sustentando el procedimiento el notario autorizante mediante Actas Notariales.